Un camí cap a l'autèntic autoconeixement

¿COMO LLEVAS TU CAPACIDAD DE AUTOCONTROL?

En nuestro mundo actual cada vez es más importante desarrollar la capacidad de autocontrol. Y que queda claro que el autocontrol nada tiene que ver con «morderse la lengua»

¿Qué es el autocontrol?

La habilidad de autocontrolarse o autorregularse es una de las habilidades básicas de la inteligencia emocional. Después de conocer i identificar en uno mismo los puntos fuertes y los débiles, es más fácil regularlos ya que se ha tomado conciencia de sus manifestaciones en los momentos difíciles. El autocontrol supone una reconducción adecuada e inteligente de las respuestas que antes no no eran útiles en el manejo de los conflictos. Una persona con un nivel óptimo de autorregulación es capaz de:

  1. Gestionar adecuadamente los impulsos y emociones perjudiciales.
  2. Mantenerse positiva en los momentos difíciles.
  3. Mantener la integridad y responsabilizarse de sus actos.
  4. Admitir los propios errores.
  5. No perder la calma cuando está sometida a presión.
  6. Comprometerse y responsabilizarse de los propios objetivos.
  7. Adoptar puntos de vista y perspectivas nuevas.
  8. Adaptarse a las nuevas circunstancias.

Ahora que tienes 8 aspectos concretos para evaluar tu nivel de autocontrol, ¿cómo tienes tu nivel de desarrollo de esta capacidad?

Un buen número de personas que acuden a procesos de coaching su demanda inicial precisamente surge de esta necesidad de regular sus emociones y sus conductas en los conflictos interpersonales.

El coaching https://pepcampsbarnet.com/el-coaching-un-acompanyament-pel-canvi-personal/ dota de muy buenas herramientas para autogestionar esas situaciones. También en los cursos que imparto desde hace años los participantes aprenden recursos para la mejora de la inteligencia emocional. Actualmente quizás os puede interesar el curso que imparto on-line sobre Control del estrés https://www.dinamics.coop/curs-de-control-estres-i-burnout, a través de la empresa DINAMICS.

A la búsqueda del móvil perdido

A través de este ejemplo ilustraremos dos posibles respuestas que una persona da a una situación cotidiana. ¿Con cual de ellas te identificas más? ¿Cuál de ella escoges? Al fin y al cabo, es una cuestión de elección.

Control

«¡¡Vaya, ya estamos otra vez!! Ahora no encuentro el móvil. ¿Dónde estará? No te pongas nervioso y piensa. Si me pongo nervioso seguro que no lo encuentro. Repasaré lo que hicimos ayer con María. Recuerdo que la vi jugando con el móvil. No obstante, llamaré al trabajo para avisar que quizás llegue tarde.

Después llamaré a mi mujer por si sabe alguna cosa. Quizás lo recogió ella. Si no sabe nada, buscaré con tranquilidad por la habitación de María. Puede ser que hoy me tenga que quedar hasta más tarde. Pero bien, ya combinaré con mi mujer los horarios para ir otro día al gimnasio. Y hoy, cuando salga del trabajo aprovecharé para ir a buscar a la María a inglés».

Descontrol

¡Maldita sea! ¡Volveré a llegar tarde al trabajo!. ¿Quien me debe haber cogido el móvil? Esto no hay quien lo aguante. Siempre lo mismo. A saber dónde ha ido a parar. Lo estuvo tocando María anoche… Siempre tengo que estar vigilando todo en esta casa. Y nadie me hace caso. Encima, la bronca que me espera en la oficina. Tendré que quedarme incluso más tarde y no podré ir al gimnasio. ¡¡Esta noche María me oirá!!

¿Vives con autocontrol o con descontrol?

Fíjate en el siguiente cuadro y decide si estás más situado en la columna de la izquierda o en la de la derecha. En él vemos algunas diferencias entre una persona con un adecuado autocontrol y una que tiene dificultades para controlarse:

DESCONTROLAUTOCONTROL
Previsión negativa del futuro («volveré a llegar tarde…»)  Hacer preguntas («¿Donde estará?»)
¿Búsqueda de culpables («¿quien me debe de haber cogido el móvil?»)  Mensajes tranquilizadores («No te pongas nervioso y piensa»)
Percepción distorsionada de la realidad («Siempre lo mismo»)  Racionalizar («Repasaré lo que hicimos ayer con María»)
Victimización («Nadie me hace caso»)Previsión de soluciones de futuro («llamaré al trabajo para avisar que quizás llegue tarde»).
Venganza («Esta noche me oirá»)Busca de alternativas de acción («ya combinaré con mi mujer los horarios para ir otro día al gimnasio»)
DESCONTROL Y CONTROL EN LA VIDA

Bien, ¿cómo decides seguir viviendo tu vida? Las ganas y la voluntad de mejorar son un ingrediente fundamental para hacerlo. Si necesitas que alguien te acompañe en tu proceso, no dejes de escribirme: https://pepcampsbarnet.com/contacta-amb-mi/

¿Sientes que tienes una buena capacidad de autocontrol?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: